"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

jueves, 1 de octubre de 2009

LONDRES: ARDILLAS, MARINA CASTAÑO, EL GRAN INCENDIO, CYBERDOG Y HIGHGATE

Bueno, gentes de mal vivir, vuelvo a estar on the air tras este pequeño interludio lúdico en las tierras de los hijos de la Gran Bretaña.
Decir que ha merecido muy mucho la pena y que los anglosajones saben hacer las cosas bien cuando quieren.
Londres ardió completamente en el Gran Incendio de 1666, pese a que su entonces alcalde dejo dicho que "este pequeño incendio lo puede apagar una mujer con su orina" antes de arrasar el fuego más de 13.000 casas, 90 iglesias, etcétera.
Y después vino lo del Blitz, con la Luftwaffe y las V-2 devastando Londres con sus bombardeos estratégicos mientras Churchill decía aquello de "nunca en el ámbito del conflicto humano tantos debieron tanto a tan pocos" como homenaje a la RAF y a los pilotos aliados mientras los escuadrones alemanes bombardeaban Coventry, Dover o el East End y unos cuantos intrépidos defendían el cielo de Londres subidos en sus Spitfire contra la invasión de los superbombarderos alemanes.
Emocionante gesta.
A punto he estado de comprar en el mercado de Candem esta camiseta en la que se puede leer: HITLER, EUROPEAN TOUR 1939-1945... Polonia september 1939, Norway April 1940, Belgium may 1940, etc... hasta llegar al Russia Cancelled, England Cancelled.
Jojojo, sentido del humor inglés. Cojonudo.


Bueno, pues ahora os va un pequeño resumen de mi peripecia british-pop por si tenéis pensado ir a London Calling próximamente y no sabéis por donde comenzar o qué demonios es Londres.

1) PARQUES Y JARDINES: En dos palabras: im-presionantes. Esos son parques y lo demás coñas marineras. Para los amantes de los paseos bajo los árboles, entre las hojas y sobre la hierba, Londres es el paraíso. Sólo la superficie de Hyde Park y Kessington Gardens ya son casi Coruña, sin contar Holland Park, Regent,s Park o Green Park.
Sólo Hyde Park equivale, aprox, a casi 400 campos de fútbol. La impresión que tienes la primera vez que pisas Hyde Park es realmente sobrecogedora, de espacio natural inmenso e inabarcable en mitad de la ciudad.
Hay que vivirlo. Y un sábado de buen tiempo aquello está a reventar de gente comiendo, paseando, en bicicleta, haciendo deporte, etcétera.
Imponentes hayas centenarias, lagos, jardines de rosas, senderos de kilómetros para el paseo y ardillas a cascoporro que corretean sobre la hierba y los senderos.
Y todo aderezado con patos, tumbonas, la estatua de Peter Pan levantada por encargo de Barrie; una zona acotada para niños que recrea Neverland, con su barco pirata, riachuelo, capitán Garfio, columpios.
Y todo inmaculado, tratado con un esmero ciento por ciento británico, con ese trato exquisito y dedicado que los británicos tienen con sus espacios públicos y con su riqueza natural.
Todo Londres está lleno de árboles.
Impresionante también es Kew Gardens, creo que el mayor jardín botánico del mundo, con sus invernaderos de árboles tropicales, cactus, recreación vegetación prehistórica y flora de todo el mundo.

Y Richmond Park, a 30 minutos de la city, la mayor reserva natural de Europa, con los ciervos cruzándose por los senderos por los que vamos caminando.
El paseo de Richmond Park para mí fue de lo mejorcito, por entre los caminos de ese inmenso bosque británico por el que parece que Tolkien concibió sus hobbits y orcos.
Y cuidado con las ardillas si les dais de comer en la mano, que tienen unas uñas del copón y rascan.
Unas fotos que he sacado( pinchar sobre la foto para ampliar). La última es la de un cactus que hay en Kew Gardens con una insólita forma humana:







2) MERCADOS Y TIENDAS: Las tiendas me aburren, todo sea dicho, prefiero los parques.
Soy de los que con tres pantalones, unos playeros y unas camisetas ya me arreglo y si están pasadas de moda mejor.
Las tiendas en el centro de Londres son la hostia en cuanto a tamaño y cantidad, aunque hay demasiadas cadenas y franquicias: Dorothy Perkins, M&S, Zara... cada tienda es un pequeño centro comercial.
La producción material del hombre, homo faber, es acojonante.
Aunque para centro comercial Harrods: inmenso edificio que abarca una manzana entera y en el que encuentras desde dulces libaneses hasta un billar del siglo XIX, pieza de orfebre tallada a mano, que cuesta un millón de libras.
Está en el salón de antigüedades.
En la planta de abajo está el altar que el dueño de Harrods erigió como homenaje a su hijo y a Diana de Gales. Un centro de peregrinación Kitsch al que no pude faltar.
Allí, en Harrods, vi a famosos( qué guay!!!) como al árbitro ese calvo de la Champions league y a Marina Castaño, la pizpireta jovencita que fuera amante de Don Camilo.
Los almacenes Fortnum&Mason también están bien, con sus piruletas con escorpiones(reales) y lombrices dentro.
Y Trocadero es un centro comercial dedicado sólo al vicio y al juego. Todos los chinos están jugando sus cuartos allí.
Yo jugué unas libras a las cataratas, pero nada.

Los mercados de Covent Garden, Portobello o Candem están bien. Llenísimos de gentes, se ven todavía algunos punks de crestas lilas y llenos de tachuelas y personajes estrafalarios, como un tal Príncipe Albert que es un señor mayor lleno de cientos de piercing y con todo el cuerpo tatuado que te cobra una libra en Candem por sacarte una foto con él.
En Covent Garden un inglés me dijo que tenía cara de español y que viva el fútbol español y la paella.
En Candem hay un local de visita imprescindible que se llama CYBERDOG en el que unos tipos y tipas vestidos como cyborgs auténticos te venden ropa con música, bolsos con altavoces, gadgets futuristas para colocarte en los ojos como un Nexus 6 y otras frikadas futuristas.
Lo mejor fue cuando bajé allí y me veo entre tanto artilugio y gente moderna y vanguardista vestidas de metal y colores chillones, mientras suena música space-electrónica, a un tío por el medio de la tienda con un palillo hurgándose los dientes y una camiseta en la que se leía: " Come, folla y bebe que la vida es breve".
La idiosincrasia española.
Como ver a Paco Martínez Soria con su cesta llena de jamones y lechugas saliendo en mitad de Blade Runner, entre replicantes y naves espaciales.
Una gozada, vamos.
Cyberdog es flipante.






3) MUSEOS: ¿ Qué coño se puede decir de un espacio como el British Museum que contiene más de seis millones de piezas?
Nada o muy poco. Pues que la bóveda del impresionante hall de la entrada es de Norman Foster.
Del Egipto Antiguo solamente les faltó a los ingleses traerse a los egipcios, las personas, para tener todo Egipto dentro de Londres.
Casi toda la Roma clásica, Grecia, China... está en Londres. Inabarcable.
Tienen hasta un moai.

La National Gallery tiene Turners, Van Goghs, Tintorettos, la detallada venecia de Canaletto y unos sofás muy cómodos.
El Natural History Museum tiene al famoso esqueleto de dinosaurio presidiendo la entrada, a Darwin sentado en su silla y a miles y miles de réplicas y originales en sus varios kilómetros de pasillos.
La Tate Modern es de lo mejorcito del world si os gusta el arte moderno- la idea, la ruptura, el concepto- como a mí me pasa.
La columna de jabones de Balka, la Venus con el montón de ropa de Pistoletto, el enchufe gigante de Claus Oldenburg o el vídeo de Ana Mendieta emplumándose al lado de un río. Soberbio.
En la entrada hay una mesa de juego sobre arte interactiva y cual no sería mi sorpresa cuando me puse a jugar en ella con varios contendientes de otras nacionalidades sobre el arte de Dalí y voy y gano.
Se nota que ambos, Dalí y yo, somos españoles. Tongo. Los otros no lo sabían.
Y el restaurante de la Tate de la última planta, con vistas al Támesis, de noche para cenar o tomar una pinta es para no perdérselo. Unas vistas de esa orilla de Londres iluminada espectacular.



4) COMIDA Y BEBIDA: La comida mal. Cara y la mayoría fast food. Todo fish&chips o chicken con salsas, sauces, tipo Worcester. Tienes que desembolsar tus buenas libras para comer un poco decentemente.
La opción son los libaneses, indios o irse al Soho a los chinos a comer por 8 libras por cabeza.
O a los supermercados Tesco a comprar sandwich para tomar en el parque.
Hay una pizzeria en la entrada de Portobello cojonuda. 3 libras y te dan media pizza para ir comiendo por la calle riquísima.
En la cripta de la iglesia St Martin in the Fields, en Trafalgar Square, tienen unos puddings y tartas de manzana bañados con salsa tipo natillas que están de infarto.

Para beber los pubs, patrimonio histórico con subvención estatal, están cojonudos. Madera, moqueta, gente amable, fish&chips y litros y litros de cerveza.
La Guinnes, mi beer favourite, sabe más o menos igual que aquí. La diferencia está en Irlanda, parece ser. Cuando vaya os lo cuento.
No es mucho más cara la pinta, medio litro, que aquí. Unas 3 libras.


5) IGLESIAS: La abadía de Westminter está bien y merece la pena, aunque la Catedral de St Paul es una auténtica maravilla, pese a que fue bombardeada, muy parcialmente, en los bombardeos de la segunda guerra mundial. Tiene a menudo coros ensayando, hay una vidriera de homenaje a los soldados de la RAF, y la subida a la última cúpula es impresionante, con unas vistas de la ciudad espectaculares.
Es inexcusable la visita, aunque cueste 13 libras la entrada.
Están enterrados Nelson, Churchill, Wellington o Christopher Wren, el arquitecto que la concibió sobre las ruinas de la antigua catedral medieval que el Gran Incendio se ventiló.
Cuando estás allí hasta te entran ganas de hacerte protestante, coño.


6) CEMENTERIOS: El de Highgate es una visita inexcusable. Un cementerio inglés con su bosque, cuervos, ardillas, lápidas entre la hiedra y bajo los árboles, criptas... una maravilla. Se rodaron películas en él.
Aquí yace, además, nuestro amigo Karl Marx.
Gótigo, sombrío, como salido de una peli de la Hammer. Una auténtica gozada para amantes de Poe y Lovecraft.



O sea, enderesumiendo, que todo cojonudo y mu bonito, que la gente muy bien, siempre diciéndote sorry, y que el inglés de BUP sirve para hacernos entender pero no para una conversación de tres minutos... y que Picadilly y Trafalgar a las siete de la tarde parecen hormigueros humanos... pero que tengáis cuidado con los hoteles londinenses, que son caros y cutres en su mayoría.
No os recomiendo el Hotel Balmoral, en Sussex Gardens, zona de Paddington. Son unos españoles, de Coruña, inmigrantes medios huraños y raros.
A las siete de la mañana huele en las habitaciones a beicón que alimenta, el baño parece hecho para muñecos de Legoland ( no me he podido afeitar en trece días por no poder maniobrar allí dentro) y las paredes son de estampado floral y el suelo con moqueta.
Esto, y que no he podido encontrar en todo Londres una camisa vaquera que buscaba, auténtica, tipo la de la foto fueron las dos únicas pegas de este viajecito.
Good day!!!

7 comentarios:

Charly dijo...

Hola Jim. Me alegro que estés con nosotros de nuevo. De parte de Domingo, qué tal con el Jet lag? Ya te pasó el efecto? Hablamos

Azra dijo...

No me importa las uñas de las ardillas, me visto de napa o plástico si es necesario para agenciarme una, con lo bellas que son...
Pelafustán,no sabe usted lo que le he echado de menos,y después de unas vacans bienvenido al mundo real, el del día de la marmota, que con algo de esfuerzo se lleva, que le sean leves los madrugones, y si,alégreme la vista con sus discretas ideas y manías...
Saludos!

TEMIS dijo...

Por fin, el blog cobra vida! Jim, estábamos todos tus fans mordiéndonos las uñas de los pies ( y mira que es difícil y asqueroso) esperándote. A mi no me traigas regalitos de esos horteras,yo con una ardilla me haces feliz, que me molan mucho los animales. Ah,no sabía tu punto gótico y que te mole visitar cementerios. Un secreto...a mi también me mola y a qué no lo aparento? Biquiños, bienvenido. Ya puedo dejar el Prozac, que ya has vuelto!!!

tan mía...... dijo...

Welcome Jim !

Menuda turne te has dado por la Gran Bretaña, debes de traer los pies reventaicos. Me alegro de leerte, siempre tan divertido tu.

Salud(os)

Jim Alegrías dijo...

Charly: El "jet lag" superado. Lo que me preocupa es el "pre curro", pero todavía tengo días de vacans así que por ahora bien.

Azra: El día de la marmota es horrible.
El trabajo os hará libres, que decían en Auschwitz.
Viviendo de rentas o con un sueldo fijo sin trabajar todo sería mucho mejor.

Temis: Morderse las uñas de los pies no es tan difícil.
Mordérselas a los demás, claro, a eso me refiero.
Lo de la ardilla está complicado, pero al ajillo están buenas.

Tan Mía: He adelgazado 330 gramos de tanto patear parques y jardines.
Un récord.
Estoy más fibroso que Chuck Norris y el oso Yogui juntos.

Saludos a tod@s y vivid sin prisas, que las cosas duran el doble.

Kico Haz dijo...

Jim vas a tener que ir a los Estates para comparte esa camisa es más tejana que británica, me ha encantado tu Londes, como te dije yo haría otra ruta. Genial el post !!

Jim Alegrías dijo...

Yo no te recomiendo el Zoo, Kico, tras tus azarosas aventuras y desventuras con los animales, que siempre acaban persiguiéndote( algo habrás hecho), como esos 12 monos que te persiguieron en aquella isla Brasileña o tu pelea con el canguro.
Tremenda y bizarra historia. Lo que me reí mientras la contabas.

Saludos de Jim.