"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

lunes, 26 de abril de 2010

ELOGIO DE LO HORTERA



Desde este humilde rincón reivindico de nuevo un estilo de vida basado en el horterismo. En demasiadas ocasiones a la mayoría de esos objetos, expresiones o personas que calificamos como chabacanos y ordinarios, les pasa como al mal vino, que empeoran con el paso del tiempo.

Pero la gloriosa excepción es cuando pasan los años y algunos de esos artefactos concebidos desde un fastuoso despliegue de pésimo y atroz gusto se transforma en algo Kitsch, Camp o supercool por arte de magia, que es lo que ha pasado con el revival, por ejemplo, de Eurovision, las butacas de plástico en forma de mano abierta, las pelis de Pajares y Esteso, Camilo Sesto o el retorno de los pantalones pitillo.
Mediáticamente son los modernos -gurús deconstructivistas de gustos rococós y estrambóticos tipo Alaska, su marido Mario Vaquerizo, Paco Clavel...- los que convierten el horterismo, o la sublimación del mal gusto, en algo convencional y digerible para la mayor parte de estómagos de las distintas capas sociales.


Ya el gran filósofo Adorno hablaba de "falsa consciencia" para debatir sobre los placeres falsos que la sociedad burguesa ponía delante de nuestras narices, una trampa de la estructura capitalista para mantenernos entretenidos como niños mientras los de siempre saquean nuestros bolsillos, sudores y conciencias.
Pero bueno, aquí no vamos a hablar de Adorno sino de adornos y de ese terrorismo estético y sigiloso que acecha en nuestras casas y en las abarrotadas estanterías de esos apreciados bazares chinos y cadenas 100, contraprogramando sin escrúpulos la pulcra lógica del buen gusto dominante.
Comenzamos este Elogio de lo Hortera con algo tan lastimoso para la vista como son:



- LAS FOTOS DE BODA ENCIMA DEL SOFÁ: O de la cabecera de la cama. Tremendo. Cosa que dice mucho de la gente(ya te das cuenta de que a ese matrimonio no les va a gustar Iggy Pop ni Pj Harvey ni las pelis de Haneke y casi podría decir con exactitud cuál es su credo político) que vive debajo de un techo cuando entras y ves por el pasillo o sobre la tv esas fotos de dos pipiolos sonriendo de forma fingida que se miran a los ojos mientras él se arrodilla con arrobo,con sus buenos coloretes del bebercio, delante de su amada mientras ese fondo nublado y gris de los Jardines de la Maestranza de un sábado por la tarde pronostican lluvia y divorcio en seis meses.
Estos elementos suelen tener mesas camillas de tapete verde y falda con ganchillo con varias fotos de ese estilazo enmarcadas en plata. Y colchas con sus iniciales bordadas en dorado.
Es horrendo todo este universo freak de las bodas: la cajetilla de Winston para los hombres, la cestita con avellanas para las mujeres, los macarras del barrio vestidos con corbatines con perla y pendientes de un cristo colgando de la oreja que no hacen más que ir y venir del aseo frotándose la nariz, los tíos viejunos y bebidos que te sacan a bailar y te tocan el culo(bueno, a mí no), el inevitable viaje a Punta Cana, el trámite engorroso de los sobres con dinero y los posteriores comentarios sobre ese primo que da 20 euros para pagar el plato de 5 personas y al que le harán vudú las hembras de la familia durante el resto de su vida...
Además, ahora se han vuelto a poner de moda entre la muchachada casadera los anillos de compromiso provisionales mientras no llegan al altar. ¡Qué horror!
Yo es que cuando me llama alguien que no me suele llamar habitualmente y que todavía está soltero pero ennoviado, no cojo nunca el teléfono, no vaya a ser. Y gracias de todo corazón a los que no me invitasteis a vuestra boda. No sabéis lo feliz que me habéis hecho.


- LOS GNOMOS DE JARDÍN: Una moda pasmosa esta de sembrar los jardines de la segunda vivienda en el pueblo o urbanización de nuevos ricos con gnomos de yeso y escayola portando rastrillos y palas.
Yo no sé si es que la serie "David el Gnomo" tiene más tirón entre los cuarentones de lo que yo creía o si es que los edulcorantes y antioxidantes que le ponen a los alimentos no son tan inocuos como pensaba.
Hay más de cuatro millones de Gnomos de jardín sólo en Alemania. Hasta se ha formado un frente de liberación de Gnomos de Jardín para salvarlos.
Una variante reciente es la figura del Papá noel que sube por las ventanas en navidad, cosa hortera donde las haya. Y también esa cultura de gnomos y duendes que viven en las estanterías de nuestros hogares occidentales. Entre "David el Gnomo" y "El Señor de los Anillos" nos están horterizando a marchas forzadas.
Lo dicho, una cosa de los edulcorantes que debe de ser esta epidemia que acaba con las neuronas.




- FUNDAS DE GANCHILLO PARA EL MÓVIL: ¿Qué madre no tiene una, con borlón y todo para llamar a sus hijos el domingo para que vayan a comer la paella? ¿ Y a qué hijo no le salen coloretes cuando llaman a su madre en el bus y suena a todo trapo "Corazón Latino" mientras la María saca del bolso ese forro de punto de cruz y cadeneta rosa que lleva el Nokia dentro?
Lo de los politonos también tiene tela, que cuando suena alguno te dan ganas de decir lo de "trágame tierra y que no vuelva a salir".
La fantasía del hortera no conoce límites. Es exuberante y muy fértil.


- LA GENTE QUE PIDE AUTÓGRAFOS A LOS FAMOSOS: Buff, yo nunca he sido mitómano, y menos hasta ese punto, pero reconozco que me suele dar vergüenza ajena ver cómo se forman colas en el Corte Inglés para pedirle una firma al primer caricato(¡eres más inútil que un teclado sin Intro!) que dicen que vende más de 10000 discos o que es una star system del Hollywood Mainstream que viene a promocionar su bodrio de acción yanqui a Spain.
Y ya no te digo nada cuando a los que le piden las firmas son a esos futbolistas metrosexuales con mechas y tatuajes de esos que salen en el Sálvame de Luxe con alguna rubia nueva y cuando acaban de entrenar se van a casa a jugar al Fifa 2010.
Tremebundo. Bienvenidos a Zombieland.



- ESTÉTICA DOMÉSTICA DE LOS 70-80: Es la mejor demostración de que Dios, si existe, tiene un gran sentido del humor... y muy mala hostia.
Tapas de WC forradas de toalla, los perros de porcelana en el pasillo, paragüeros con representaciones de cacerías del zorro, tapetes de ganchillo encima de la Grundig de sensores con dos perritos de cristal encima, una dama con cesto y miriñaque de Lladró en la estantería, la colección de búhos encima de la mesa de centro... hasta llegar al horror de las plantas de plástico(y siempre hay alguien que suelta lo de: - ¡ Si es que parece de verdad!).
Papel estampado en las paredes, sintasol, cuadros de payasos tristes, crucifijos en la cabecera de las camas para que nadie se olvide de lo del método ogino... triste, todo muy triste.




- LOS LIBROS DEL CÍRCULO DE LECTORES SIN ABRIR: Esto también es muy triste y hortera: tener sin abrir, envueltos todavía en su plástico después de años, "El Goce de Amar", "Alatriste" o "La Sombra del Viento".
Si sólo tienes que hacer un pedido de un libro cada dos meses. ¿ Es tanto pedir? ¿ Para qué te hiciste socio entonces?¿Por la oferta del 3x1 inicial con la superagenda de bolsillo de gratis?
Lee, hombre, aunque sea 1 página sí y dos no, que ya verás como acabas antes y, por lo menos, esas ediciones del Círculo ya lucirán de otra forma en el salón y hasta parecerás un gafapasta diciendo en una cena con amigos eso de: - Sí, sí, ¿Quién se ha llevado mi queso? es un libro divino... que os lo digo yo, que fue el libro que leí el año pasado...


- LA ESTÉTICA MACARRA: Sublime ver al macarrilla del barrio de toda la vida( - Buahhh, neeeeeno, ¿a qué no sabes lo que me pasó ayer, eh, nenoooooo?) paseándose con su riñonera de Comercial Queijo a la cintura, su paquete de tabaco por debajo de la camiseta a la altura del hombro, sus andares de John Wayne, sus tatuajes azul-taleguero de "Te quiero, Carmen", su esclava de plata con el nombre de su piva y ese llavero colgando del bolsillo de atrás con las llaves fuera.
Éste es más bien el prototipo de kinky ochentero, que está siendo desplazado ahora de las plazas y portales de nuestro país por esos otros macarrillas que son los bakalas con chándal o pantalones caídos por las rodillas, piercings y afeitado en las cejas, reggaeton sonando en los móviles y coches con alerones y tubarros.
Con estos gilipichis pedestres hasta los kinkys ochenteros de toda la vida me parecen entrañables, con su drogaína, su walkman robado y gritos a cuestas.


- TANGAS: Odio los tangas. Es un prejuicio asentado e irracional, como tiene que ser todo buen prejuicio. Pienso en gentes con tangas y, por correspondencia y cercanía conceptual, me vienen a la mente imágenes grotescas de gentes horterísimas del rollo tipo intercambio de parejas, sexo en grupo de padres de familia, hombres con bigote haciendo el amor con calcetines blancos de deporte a señoras gordas embutidas en ropa interior de abuela(color carne y talla XXL)... chungo, hasta le tengo cierta fobia a las playas nudistas por esto mismo de la correspondencia o encadenado conceptual.
Lo de estudiar en los Padres Escolapios marca. La educación religiosa es lo que tiene.


- GENTE MUY ADULTA QUE VISTE COMO GENTE MUY JOVEN: Las Ana Obregón de cada barrio y ciudad que todos conocemos. Pasan de los cincuenta y son culonas y se ponen minifaldas y vestiditos ceñidos que les quedan como una patada en el bajo vientre. Abuelas que van haciendo el ridículo con su fondo de armario de Stradivarius y ni se enteran.
Cada cosa con su edad, ¿no? Si no es normal ver a una de quince vestida como una señora de sesenta... al revés también parece que rechina, con esas setentonas todas enjoyadas detrás de unas supergafas que casi le ocultan el rostro, como antiguas estrellas de Hollywood en declive. Cuando no llevan bolsos de Vuitton de los chinos.
Sus asesores de imagen las odian. Seguro.



- LO HORTERA LLEGA AL AUTO: Los setenta fueron muy originales y abundantes en esto del horterismo a motor. Ese San Pancracio de plástico en el salpicadero del 131 supermirafiori; el perro detrás que mueve la cabeza; las conchas y estrellas marinas en la palanca de cambios, las cintas de Pepe da Rosa, los respaldos de bolitas de madera en los asientos... ¿cómo no vamos aquí a hacernos eco de todas estas maravillas de la creación humana?
Imposible. Sería de locos que las siguientes generaciones desconociesen el legado de todo este acervo cultural hortera del mundo del motor.


Perteneciente a todo este hermoso y obsceno caudal de mal gusto figurarían también esas personas urbanitas que pasean a perros vestidos con abrigos y chubasqueros amarillos. Solamente les falta ponerles unos Reebok y unas mochilas, como a los nietos, y mandarlos al colegio a estudiar la ESO.
Vestir chándal de táctel lila con zapatos es también para mirárselo, igual que lo de esos matrimonios "jóvenes"(supongo serán los de las fotos de boda encima del sofá) que todavía visten a sus hijos iguales y además le ponen gorros de ganchillo azul o rosa- dependiendo de si es varón o hembra-a sus bebés, que van metidos en esos rancios carritos ingleses totalmente horripilantes y demodé.
La ropa de C&A también es hortera en un 98%, como también lo son esos tipos engolados que trabajan de interventores en el banco o los ha metido su padre en la empresa en el cargo de subdirectores de algo... que van de marca con sus náuticos Bertulli, los chinos Avirex, el polo Lacoste rosa y jersey Burberrys al hombro, haciendo juego con las gafas de sol de Tous en la cabeza(los macarras también las llevan así) y con la inútil y pija de su esposa, rubia de bote, al lado.


Nos quedaría por mencionar esa horterada supina que se ha puesto de moda de hacerse tatuajes con la cara de tu esposa e hijos, esas despedidas de soltero con strippers depilados y hormonados y gogos siliconadas a las que asiste una fauna sospechosa y poseída, adornada con toda esa parafernalia estúpida de gorros con penes, muñecas hinchables, vaginas que andan a cuerda, etcétera.
Los sombreritos de Ascot, toda la iconografía y estética rancia del Fascismo tipo Cope, Manos Limpias, Galicia Bilingüe, los jóvenes de buena familia que estudian derecho en Navarra y esas señoras con rulos que protestan contra el gobierno porque se preocupa del culo de los mariquitas... y, para no dejarme casi nada, acabamos con lo hortera que es ver a una chica joven toda enjoyada, casi tanto como esas telenovelas sudamericanas de campesinos pobres pero guapos y honestos y musculosos que se enamoran de la hija del terrateniente y pasan todo tipo de penurias hasta poder cubrirlas, y que siempre se hacen llamar Aurelio José o Jacinto Antonio.

También es una hortera sin remedio la gente de tu edad que te llama "chico"(-es que "chico", las cosas no son así...), las camisas hawaianas, las figuras de resina de un perro leyendo un periódico bajo una farola de Cadena 100 o eso vídeos musicales de la MTV para consumo de protozoos que son todo fiestas en piscinas, tíos con cadenas y sellos de oro en los dedos, tipas en bikini que mueven sus caderas y se besan entre ellas al ritmo del puñetero sonido disco-yanqui-hiphop... que me sale sarpullido. Lo dejo.


Sistematizar un poco tanto mal gusto no es nada fácil. Yo mismo llevé en mi juventud- juventud, divino engorro- tirantes, combinando una americana verde botella con un pantalón rojo, un corbatín de lazo con dos pistolas cruzadas, y unas botas de chúpame la punta con espuelas y además tengo un doble recopilatorio de Camilo Sesto y no me pierdo nunca Eurovision... o sea, que sé de lo qué hablo. Eso sí, esas fotografías están a buen recaudo. Valen su peso en oro.

Saludos de Jim. Éste era el que te comenté la última vez en el Monterrey que iba a escribir. Nos reímos y me diste alguna idea. Espero que te guste.

10 comentarios:

Olga dijo...

Genial Jim, cuántas veces nos hemos preguntado,¿pero qué horterada me he comprado?Sobre todo en lo referente a la moda,que ya no se lleva lo que sienta bien.Y no digamos de esos regalos de las revistas que las compras y ni te fijas de cual se trata,sólo que pasas por su lado y te grita ¡cómprame, mira que suculento-hortera regalo traigo!!!!!!!!

4 bodas y 3 divorcios dijo...

El summun de lo hortera se da en las bodas. Esos topicazos ( música de fondo romántica, fotos con fondo romántico, vestido y apariencia romántica...vamos, muy romántico) son tremenda horterada, pasado de moda, el rídiculo más ridículo y encima costoso.
Aún me pregunto a veces, cuando encuentro en el fondo de un cajón, quiénes eran Juan y María que se casaron el 10/07/89 y me "obsequiaron" con un cisne con unas peladillas. ¿ para qué querremos eso, si es como un obsequio de bazar chino con tu nombre grabado? . Ya no hablo de las fotos, del vídeo, de la fingida felicidad posando con el fondo de la Torre detrás, el mar y el horizonte ( que también) sino todo lo que rodea el acontecimiento en sí. Sinceramente, casi prefiero forrar la tapa del WC, al menos queda en mi intimidad.

Pablo Franco dijo...

¿y el vals en la boda?

Azra dijo...

jajaja,,y tanto!
De los más bizarros y obsucros, la lámpara de pié ,vamos, que si una noche conoces a un tipo y te invita a su casa y ves esa lámpara en su mesilla de noche, piernas no te faltan!!! Y es que dá algo de repeluco, tirando a grima. Qué cojones,,,miedo!.
Saludos horteranos.

Boli dijo...

jajaj.. lo que me he reído, Jim.
Coincido 100% con toda la sarta de cachivaches horteras que has puesto, aunque te falta una a la que tengo especial manía: el encaje de bolillos sobre los sofás.. bueno.. el encaje de bolillos en general. Dios, que odio.
Lo del macarrilla coruño es de libro, jaja.. y más aún si lleva esos peinados que tanto llevan los chonis ahora de pelo corto y melenita al más puro estilo "Andy y Lucas".
También añadiría los gallumbos apretados marcapaquetes enseñando la cinta de la cintura sobre los pantalones caídos.. Horror!!
Y tantos más.. Aunque no lo creas, aún existen esas casas en las que te obligan a patinar sobre dos plantillas para no rayarles el suelo de parket, jaja..
Podría seguir hasta el infinito
Tremendo post

Pedro Incio Piñeiro dijo...

Me encanta tu nota
Yo tengo en la aldea un mueso de cosas; la que más me flipa es la de una griega rezando ante un pope. Ella está arrodillada y tal parece que le hace una mamada
En mi blog hay un apartado Caspa, con cosas hortero-virtuales. Echale un ojo: creo recordar que tengo a Riqui Bastante
Pedro

Sagrario dijo...

Pues a mi esa tapa del wáter con su alfombrita a juego no es que me disguste del todo, es más, me parece coquetona.

Azra dijo...

Joer Sagrario,coquetona?Ainss...si levantara la cabeza Andy Warhol!!!

SURA dijo...

Qué bueno Jim! Estupendo!

Disfruto con toda esta estética llamada hortera: camillas con tapetes de ganchillo, el perro de la puerta de la entrada, el mantel de plástico, fundas de ganchillo en toda la casa...

El San Pancracio en el coche, el perro que mueve la cabeza, las conchas y las estrellas marinas en la palanca de cambio...

Las personas mayores que siguen sin cambiar su imagen y piensan
que están en los años 70. Para ellas no pasa el tiempo.

Los libros del círculo de lectores sin abrir en una preciosa librería!

Fantástico!

Jim, se de una amiga que le encanta todo esto y eso que es muy joven. Le gusta el perro de la entrada, le encanta toda la decoración con ganchillo!! si, si que le gusta.
Pero creo que no se ve hortera....

Hace tiempo que no recordaba estas cosas! También hace tiempo que no vo veo una película de Almodovar.

Un aparte:los Gnomos del jardín los conocí en Alemanía. Cuando los vi, no salía de mi asombro y ahora veo que están por todas las partes.


Jim, por propia experiencia, te digo que le gustará, lo leerá y te contestará. Eso si hay que tener los ojos muy abiertos, pero siguen contestando

Jim Alegrías dijo...

Por lo que veo creo que sabemos tod@s de lo que estamos hablando: regalos en revistas horteras, vals en boda, cisnes con peladillas, lámparas de noche-pie, encaje de bolillos...
¡Qué bonito y gozoso es el universo distorsionado de lo hortera!
¡ Las tardes en los chinos y los cadena 100 son irrepetibles!

Y eso que ahora estoy viendo un robot rosa de hojalata con forma de mujer que tengo en la estantería de los cómics y me entra la risa floja.
Y para horteras aquellas toreras rojas con guatas de los ochenta... ¡¡madre mía!!