"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

sábado, 2 de octubre de 2010

DIEZ MIL PASOS EN PYONGYANG



Guy Delisle se va a "Pyongyang", capital de Corea del Norte, a trabajar durante una temporada en los estudios de animación SEK.
En el último "paraíso estalinista" está prohibido el uso del teléfono móvil y la posesión de revistas pornográficas. Esto lo aprende Guy sobre la marcha, igual que el hecho de que nada más llegar le ofrezcan un ramo de flores para que lo deposite, como ofrenda de entrada al país, a los pies de una estatua de 22 metros de bronce del gran padre de la patria: Kim II-Sung.
El dibujante canadiense tampoco disfruta de red de Internet, ni de radio, ni siquiera de alumbrado nocturno. Guy no puede hacer nada solo, sin estar acompañado del guía asignado por el Estado. Y mucho menos apuntar algún tipo de broma, chiste o chascarrillo sobre el Gran Líder.

Lo que todavía sí que ve en la capital norcoreana son autobuses húngaros de los años cincuenta; y también la obligación de tener una fotografía del gran "Presidente Eterno de La República" Kim II-Sung, y de su hijo Kim Jong II, en cada una de las habitaciones de cada uno de los edificios de Pyongyang... sin contar con el deber impuesto a cada ciudadano coreano de lucir, en la solapa o el pecho, una chapa en su ropa con los rostros de ambos líderes.

Mr. Delisle va descubriendo durante su estancia en el paraíso comunista que el ambiente urbano es totalmente aséptico, que no hay mendigos ni gente callejeando sin más, paseando por las calles y avenidas; todo el mundo lleva una dirección concreta y determinada, y viene o va de/hacia a alguna parte.
También existen "Campos de Reeducación" para la población más escéptica con la doctrina Juche( ideología oficial del régimen que consiste en una reelaborada síntesis del marxismo-leninismo y del maoísmo), y se ha construido una torre con 25.550 bloques de granito como homenaje al número de días vividos por el gran Padre Eterno Kim II-Sung(365 días x 70 años=25.550).
El guía personal le muestra al dibujante de Québec que hay un museo de Bellas Artes en el que más del 80% de los cuadros son representaciones y retratos de Kim y Kim Jr.(su biografía dice que durante sus estudios universitarios Kim Jr. publicó 1200 obras, entre ellas varios tratados militares especializados)
De lo que Guy no oye hablar en ningún rincón de Pyongyang y el resto de Corea del Norte es de los vaporizados(decenas de miles de ciudadanos díscolos desaparecidos, esfumados en el aire sin que nadie haya vuelto a saber nunca más de ellos), de la hambruna de los años 90 que se llevó por delante a dos millones de norcoreanos o de que Corea del Sur es un país 46 veces más rico que Corea del Norte.

El Presidente Eterno de la República, Kim II-Sung, dejó escrito que para mantenerse en forma lo mejor era andar 10.000 pasos al día.
Mao recomendaba 100 páginas diarias leídas para un perfecto entrenamiento mental(... ya sabéis que el comunismo tiende a cuantificarlo y estructurarlo absolutamente todo)

Yo soy mucho menos ambicioso que Kim y Mao y sólo puedo decir que leer esta novela gráfica de Guy Delisle- muy expresivo y personal su dibujo de trazo grueso, en la línea estética y documental de Joe Sacco y Marjane Satrapi, aligerando con espontáneos toques de humor la espeluznante trama- es un inquietante paseo por los nervios y costuras de una ideología paranoica, de sus delirios megalómanos y de la sumisión de toda una población al terror y a la sinrazón de unas ideas que nunca debieron de haberse escapado más allá de los libros de teoría política y de sus laboratorios de pensamiento.
Porque ya hay que pertenecer al club de los optimistas incorregibles o de los psicópatas recalcitrantes para creer que algo así, una doctrina tan calculadoramente deshumanizada y deshumanizante, habría podido funcionar siquiera en alguna mínima fracción del espacio-tiempo con el género humano.

Saludos de Jim y como dice el autor: "no es por nada pero Corea del Norte no es un país muy reggae".

7 comentarios:

La tuneada dijo...

¡ éstos sí que dan repeluco! Después de esta breve lectura me ha entrado una angustia vital impresionante. Menos mal que vivimos donde vivimos, porque entre éstos, los talibanes, los iraníes y toda esta gaita, el mundo NO ES un lugar seguro.

MiguelN dijo...

Un cómic que todo el mundo debería tener en sus estanterías (en la mía todavía no está U_U, pero lo tengo pendiente)

jordim dijo...

Tiene muy buena pinta eso.

Alberto Lamas dijo...

pues yo creo que el mundo no es un lugar seguro por culpa de los yanquis, los especuladores de wall street y los gobiernos títeres de europa. los coreanos no se metieron con nadie que yo recuerde, e irán... bueno israel tiene 200 bombas atómicas no declaradas

inma dijo...

He descubierto tu blog hace un ratito.
Ese cómic tiene buena pinta, había oído hablar, pero me has convencido. Mañana estará en mis manos.
Oye! te linqueo en mi blog, si no te importa...

Jim Alegrías dijo...

Inma, bienvenida y decirte que me ha gustado especialmente "El Acompañador".
Muy bueno.

Miguel, Pyongyang es también mérito tuyo, pues me lo recomendaste cuando estábamos echando un vistazo por la feria del cómic.

Alberto... unos pocos coreanos se metieron con millones de coreanos, lo que ya parece bastante.

Saludos a tod@s.

inma dijo...

Gracias
Seguimos en contacto