"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

lunes, 16 de febrero de 2009

PARA MANOLO, MI MONITOR EN LA AUTOESCUELA VISMA




Esto me pasó a mí en una sola semana, cuando andaba a vueltas con lo del carnet de conducir.
Estaba matriculado en la Autoescuela Visma, en la Ronda de Outeiro, a la altura de Peruleiro, y... todavía Manolo se acuerda de mí cuando me ve.

La cronología de los hechos delictivos es la siguiente:

Un lunes a las nueve de la mañana inicio la práctica, y cuando estoy colocando el espejo retrovisor lo agarro con tanta fuerza que lo arranco de cuajo y me quedo con él en la mano y, como no sabía que decirle al monitor, le suelto:
- Casi mejor, Manolo, así no me distraigo mirando para atrás.
Manolo no me dijo nada pero me miró un poco revirado. Imaginaciones mías.

Dos días después, el miércoles, voy por la zona de Adormideras a 60 por hora y en tercera y me dice Manolo:
- Cambia ahora cuarta, Luis.
Y voy y, a 60 km/h como iba, le meto sin querer la marcha atrás directa y el motor hace un prlruajhs chuffrrsc y el coche se para y veo como el monitor se echa las manos a la cabeza mientras yo le digo, como quitándole hierro al asunto:
- Así que no se puede pasar en un coche de tercera a marcha atrás directamente, ¿no? Pues no lo sabía. Como soy novato...
Manolo no volvió a decir una palabra durante el resto de la práctica.

Y, para finalizar esa semana desastrosa, en la práctica del viernes estamos por la zona del Estadio de Riazor sobre las 9:20 de la mañana( mis prácticas duraban siempre de 9 a 10, una hora justa) y me dice el monitor:
- Ahora, Luis, aparca ahí, en batería.
Voy y aparco perfectamente y Manolo me vuelve a decir:
- Bien, ahora sal, Luis.
Y las fatigadas neuronas de mi cerebro pensaron: ¿ Cómo voy a salir si estoy lejos de casa y solamente llevo 20 minutos de una práctica de una hora? Y yo dudando, pero bueno, me dije, alguna razón tendrá Manolo...
Y voy y me quito el cinturón y abro la puerta y me bajo del coche y ya le estoy diciendo hasta mañana para encaminarme hacia mi casa cuando el monitor me dice:
- ¿ Qué coño haces, Luis?
Y yo respondo:
- Pues salir e irme a casa, como me dijiste...
Y él vuelve a decirme, ahora con un tono de voz un poquito cabreado:
- Luuuuisssss, te dije ahora sal... acabas de aparcar y te dije sal para que salieses con el coche ...no del coche, con el coche no del coche!!!!... y no para que te vayas a los 20 minutos desde aquí para tu casa andando...
Ese día lo vi desesperado y como con ganas de llorar.

Ahora entiendo a Manolo. Ser monitor de autoescuela tiene que ser duro.
Y para más inri, era amigo de mi padre.
Era.

Lo siento por tu semana fatal, Manolo, pero también tengo que recordarte que aprobé a la primera el práctico.

Saludos de Jim.

9 comentarios:

Charly dijo...

Tendré que recordar que nunca suba a un coche contigo de conductor. Ya lo hice, pero fue por que no lo sabía. Bueno, algo habrás aprendido. Saludos

José Luis Rego dijo...

Hola Jim:
Me gusta tu blog.
Sí que es terapéutico. No pretende nada y,sobre todo, no aburre (como otros).
Estás en mis favoritos.
Fe de erratas: ya estabas entre mis favoritos.

Jim Alegrías dijo...

Me alegro mucho que te guste, Jose Luis.
Mi intención es, sobre todo, que podáis pasar un rato agradable, que en la vida ya tenemos sobrerrepresentación de los desagradables.
Y me gusta lo de terapéutico. Y quizá hasta también tenga este blog propiedades diuréticas... quién sabe?!

Estás en tu casa, Jose Luis, para lo que gustes.

Saludos de tu amigo Jim.

Jim Alegrías dijo...

Charly, ojos que no ven corazón que no siente.

lorzassn dijo...

Te entiendo, mi mujer está sacando el carnet de conducir.

Inés Rey dijo...

Si te sirve de algo, Jim, mi primer accidente de tráfico fue aprendiendo a conducir.

"Tú dale que yo te aviso" fue la última frase de Víctor, mi monitor, antes del impacto con un Renault Twingo de color azul con bebé a bordo incluido.

Cada vez que alguien me dice "yo te aviso" me echo a temblar.

PS: Obviamente, tanto el teórico como el práctico los aprobé a la primera, pese a haber arrancado con el freno de mano puesto y haberle dicho al examinador que no me gritara en la oreja porque lo oía perfectamente y, además, le olía un poco el aliento.

Jim Alegrías dijo...

Inés, la cuestión es que ahí el monitor te incitó a arremeter contra el pobre Twingo, porque decirte lo de: - Tú "dale"... que yo te aviso.
No sé yo.

Por cierto, arrancar con el freno de mano puesto fue la que me faltó.
Yo el teórico lo aprobé a la segunda. En el primer examen( antes se dividía en tres partes y te permitían 1 fallo en la primera parte, 2 en la segunda y 2 en la tercera... o algo así) saqué, lo juro, un 0-0-7.
Cero fallos primera, cero segunda y 7 en la tercera.

Saludos.

Inés Rey dijo...

Un 007???? jajajajajajaja

No será una señal? Manda el Currículum a la Comunidad de Madrid, que andan faltos de espías y seguro que te contratan!

Jim Alegrías dijo...

Inés, ser espía es muy duro. Tienen que llevar gabardina y sombrero de fieltro hasta en julio.