"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

miércoles, 18 de febrero de 2009

EL POETA DE POMONA



Y llegamos a Tom, parada inexcusable para el viejo Jim.

Tom Waits es una especie de Robert Johnson marciano y es un blues distorsionado para una resaca de metanfetamina.
Tom es una melodía de nebloso jazz que corre por el filo más incierto de la noche al lado de Chet y Billie
Waits también es cabaret y suena a la mejor Ute Lemper y a una expresionista Alemania años 20 con el doctor Mabuse de fondo.
Tom es música circense oscura y disonante, como salida de una vieja carpa de Barnum o Browning, anunciando con su triste redoble la obscena exhibición en la arena de la mujer-perro o el niño sin extremidades.
Pero el viejo Tom también es mucho más: ruidismo, burlesque, sonidos balcánicos, percusiones sincopadas y marcianas, blues líquidos, country sucio & Morricone...

Su voz está tan rota que mece y desgarra a partes iguales y uno ya no sabe cuando hace una cosa o la otra.
Sus sucias historias son dignas de un Cheever, Fante o Miller...
Perdedores de todo, suicidas optimistas, jazz, humo, amaneceres tristes, noches entre alcohol y desconocidos en alguna barra de bar, redención o no, desgarro, callejones oscuros y desesperanza... hay demasiado carmín y sudor en sus canciones, y tanta soledad que no cabe en mil vasos, cuyo contenido siempre fluye hacia el océano limpio que recorre las alcantarillas.


Fue camarero, beatnik, borracho, actor( en la magnífica " Coffee & Cigarettes" de su amigo Jarmusch), compositor de B.Sonora( "Somewhere", de "West Side Story"), humorista absurdo, lechuza siempre en el filo del amanecer, pasajero de la zona oscura que se supo bajar en la penúltima estación... también vivió en su viejo automóvil durante un tiempo, pues no tenía donde caerse muerto.



Su disco de 1983, "SWORDFISHTROMBONE", marca un punto de inflexión en su carrera.
En su anterior etapa ofrecía blues&jazz, mucho tiempo lento, muy noctámbulo, de pianista de club.
A partir de "SWORDFISHTROMBONE" lo incorpora todo en su licuefacta cafetera- cambia de sello y conoce a la que ahora es su mujer, que lo anima y estimula a tomar su nuevo camino- y se enriquece su obra hasta límites sorprendentes e insospechados. Experimenta, se arriesga y le sale bien, visto lo visto.

Los discos imprescindibles del viejo Waits son casi todos, pero especialmente recomendaría "CLOSING TIME", "BLUE VALENTINE", "RAIN DOGS", "MULE VARIATIONS", "BLOOD MONEY", "FRANK´S WILD YEARS", "SWORDFISHTROMBONE"... para poder hacerse una idea del itinerario seguido, de su bagaje musical y del estrafalario e inusual universo de este poeta de voz rota nacido en Pomona.
Waits, en definitiva, es la mejor compañía que un suicida alegre y melancólico o alguien muy cansado de la vida pueda tener en una noche de abatimiento y lluvia negra y tormenta eléctrica.


En la siguiente entrevista apenas habla de música, pero si de cuando vendía lombrices por correo o de si las jirafas poseen cuerdas vocales. El talento indómito y desbocado de un tipo de Pomona que nada tiene que ver con el mainstream y las starlettes mediáticas y mediocres que podemos encontrar a cientos en el panorama musical y literario actual.
Hilarante:

http://www.valladolidwebmusical.org/...s/tomwaits.htm

Paso al poeta oscuro de Pomona y a las historias del viejo pocero!!!

Saludos de Jim.

4 comentarios:

demócrito dijo...

Bueno, Jim, aparte de ser un fanático de Tom Waits, a pesar de que anda últimamente muy reformado el hombre-ya no bebe, influencia de su mujer-, me acuerdo que a finales de los ochenta iba a los pubs con un libro de canciones y poemas de Waits, lo cual produjo en mí varios daños colaterales: monté un pub,tuve varias novias y comprobé que no hay nada mejor que un JB enriquecido. En fin, que no todo es ser ordenado, limpio, tener casa y pagar religiosamente la alimenticia. Hay otros mundos, pero están en el Orzán. Avanti a tutta máquina, ma non troppo,blue valentine...

Jim Alegrías dijo...

Lamento lo de los daños colaterales, amigo Demócrito,
Lamento que no se hayan perpetuado en el tiempo, pues tenían buena pinta.

Saludos de Jim y ya somos dos los admiradores de Waits.

Azra dijo...

Es un grande simplemente, además de un gran orate!
Esa voz grave medio cantando y hablando en sus canciones me chifla,ese baile desorganizado, los organillos también, sus canciones evocan imágenes,pequeñas historias, trenes que finalizan su recorrido en mitad de una noche, las luces de una noria que se encienden al atardecer,,,
Algunas de sus canciones me provocan un cierto resquemor,es una sensación como tirando a miedo...
I don´t want grow up as Tom!

tan mía...... dijo...

Gracias Jim!!!! Me ha encantado este posteo inspirado por el Pomones.
Ahora veo si puedo leer la entrevista de marras. Se que como yo Waits es un gran amante de los animales. (por la mención de las Jirafas digo).

Gracias again Jim :)