"EL BLOG MÁS LEÍDO EN CÁCERES SEGÚN EL ÚLTIMO EUSKOBARÓMETRO"

martes, 17 de febrero de 2009

LOS FABULOSOS MONOS MARINOS

Este tema lo hubiese podido presentar perfectamente el gran Jiménez del Oso, pues junto con lo del Gnomo de Girona y el por qué todavía sobrevive en nuestro inconsciente colectivo ese " busque, compare y si encuentra algo mejor cómprelo" de Manuel Luque, lo de LOS FABULOSOS MONOS MARINOS que se anunciaba en las contraportadas de varias publicaciones de los 70 y 80 es otro de los grandes misterios a los que ha tenido que enfrentarse la humanidad en el pasado siglo XX.

LOS MONOS DE MAR... ESA MARAVILLA VIVIENTE!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
¿ Recordáis el anuncio aquel en revistas y cómics?
Se vendía como una nueva especie marina inteligente y domesticable con sus castillos, almenas, reyes y reinas, tridentes... la fascinación que prometía aquel mundo submarino para el niño embelesado por el poder de crear un nuevo mundo a su antojo( con sus leyes, sus torturas, su pena de muerte, sus guerras... un universo, en definitiva, a imagen y semejanza del de sus padres y demás adultos) era excesiva para nuestros minúsculos, todavía lo son, cerebelos.

Y lo mejor de todo era que la cosa de crear vida y convertirse es una especie de pseudodios parecía tan fácil...!! tan solo unos polvos esparcidos en un acuario con un castillo cutre( muchísimo peor que el de He-man) y a esperar unos días y tachán... " NUEVO MILAGRO DE LA CIENCIA... USTED PUEDE CREAR VIDA EN SU CASA... SOLO AÑADA AGUA Y VEA COMO NACEN Y CRECEN ANTE SUS OJOS... PODRÁ DOMESTICARLOS... QUEDARÁ MARAVILLADO POR LA INTELIGENCIA DE SUS MONOS DE MAR".

¿ Qué niño se podría resistir a la posesión de una especie de terrorífica isla gobernada con mano de hierro por él mismo, aprendiz avezado del Doctor Moreau ?

Lo que pasa siempre, al final, es que la realidad es mucho más tacaña que nuestros sueños y esperanzas y a aquellos niños que aspiraban a dictadorzuelos todopoderosos de aquel reino de ¿anfibios? inteligentes se les quedaba cara de inversores en Fórums Filatélicos y Afinsas cuando les llegaba la cajita de sus sueños por correo. Porque más que "maravillados por la inteligencia de sus monos de mar", los ingenuos infantes nos quedábamos maravillados por la siniestra inteligencia de los cabrones de tierra firme que nos los vendían.
Porque ese nuevo milagro de la ciencia , esa nueva raza inteligente que daría brincos a nuestras órdenes y nos recitaría fragmentos de Kafka desde su sofá submarino era así:



Son como renacuajos repugnantes que pertenecen a la familia de los crustáceos, " Artemia salina".
"La artemia salina o gamba de salmuera son pequeños crustáceos de 10-15 mm que vive en aguas muy salinas, tales como el gran lago salado de Utah, y posee el muy hábil atributo de que sus huevos pueden resistir el permanecer deshidratados durante años. Dichos huevos se recogen con frecuencia en artesas, en las que tiene lugar la evaporación comercial del agua del mar. Se secan, se tamizan y se envasan para una conservación prolongada al vacio, pero se hallan disponibles en los comercios dentro de tarros o tubos de vidrio, en cantidades grandes o pequeñas".

Unos renacuajos asquerosos que claro, ni llevan tridentes, ni se domestican, ni recitan a Kafka, ni viven dentro del castillo cutre que les pones en la pecera... una gamba repugnante que sólo se mueve para alimentarse y ensuciar el agua. Vamos, casi como cualquiera de nosotros.

Pero bueno, consolémonos con lo de que el panfleto publicitario señala que los " Sea Monkeys" traen una póliza de seguro en caso de muerte de los monos marinos o siniestras gambas pelágicas.
Así que a los niños nos incitaban ya al genocidio de una población entera para que nos devolviesen los cuartos, como aprendices de sionistas en Gaza.

Yo nunca pude hacerlo pues soy muy blando( se me vuelven a caer las lágrimas con el final de Invasión USA o Desaparecido en Combate 3, de Chuck Norris), y gracias a eso ahora tengo en mi desván varios acuarios de gambas pelágicas a los que dedico horas y horas.
Y además, con los años y constancia, he conseguido que algunas me reciten fragmentos de La Metamorfosis, de Kafka.

Saludos de Jim.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

junto que los niños vienen de paris y que bruce lee era pobre y los malos y los ricos eran los japos mi ilusion se fue como los monos marinos o sea por el retrete de mi casa que asquerosidad

Iñaki dijo...

Hola Jim

Como me he tomado la libertad de "robarte" tus monos marinos, te mando el enlace de la nueva generación:

http://blogs.lainformacion.com/strambotic/2009/11/10/el-retorno-de-los-monos-marinos/

Iñaki

PD: Y encima estás leyendo "Moteros tranquilos". Me caes fetén.

MazingerZ dijo...

JA,JA,JA; Hola Jim, supongo que de no haber sido yo también uno de aquellos niños damnificados por tan desilusionante trance, no me hubiera reido tanto al leer a modo de catarsis, el ocurrente artículo de tu blog.

En efecto, yo fuí uno de esos ingenuos aspirantes a Dios menor, que a principio de los 80s, fué a sucumbir a las malas artes publicitarias que voceaban tan inigualable prodigio en diversos medios escritos; en mi caso, fué nada menos que en las páginas de la revista Pronto, todo un referente editorial del periodismo más riguroso y objetivo de la época, donde fuí a fijarme embelesado en aquel falaz milagro. Creo recordar que allí se anunciaba como "Monstruos Marinos" en vez de monos marinos; "Creados en un laboratorio..." comenzaba diciendo el embaucador texto, que junto a otros embustes, lograron convencerme para su pedido por correo.

El gran día: después del preceptivo ritual alquímico de los sobres, y presenciar la aparición de unos pocos diminutos cuerpecillos de 2 ó 3 mm aleteando en el agua, la decepción llegó a su punto álgido cuando horas después, la última de estas desdichadas criaturas subió al cielo de las artemias, ante los improperios del familiar que me financió el capricho.

En fin, que me lo he pasado muy bien rememorando esta infausta experiencia de muchos niños de nuestra generación; amenizada con todo tipo de ocurrencias por tu parte.

Un saludo y gracias.